Porque nada podemos contra la verdad, sino por la verdad. 2 Cor. 13:8

 

 
 

 

Tres ejemplos de humildad

 

 

Introducción

1. Creo que el Señor disfrutó mucho observando a los

    niños, los cuales, todos sabemos, son muy interesantes.

2. Es más, pienso que a los niños, aunque no entendían las

    enseñanzas del maestro, les gustaba estar cerca de él.

3. Si no, ¿cómo explicar la cercanía de un pequeño cuando el

    Señor lo necesitó para enseñar cierta lección?

4. El pasaje se encuentra en Mateo 18 al comenzar. (1-4)

5. Como ustedes se pueden dar cuenta, usó al pequeño como

    una ayuda visual perfecta para enseñar lo que es

    la humildad. ¡Qué gran maestro!

6. Dos lecciones saltan a la vista:

    1) Hay que hacerse como niños, para entrar en el reino.

    2) La grandeza en el reino de los cielos la tiene quien

        posee la humildad de un niño.

7. Es interesante que el maestro de maestros utilizó a un niño

    para enfatizar la absoluta importancia de la humildad.

8. ¿Hay en la Biblia personajes que puedan ser puestos como

    ejemplos de humildad? Sí los hay

9. Dediquemos el espacio de este sermón a ver tres de estos ejemplos

 

Transición: Vamos comenzando con un personaje

simpático del libro de los Hechos. Me refiero a...

 

I.- EL EUNUCO ETÍOPE

1. El caso está en Hechos 8. 26 en adelante. (léase)

2. En realidad este hombre tenía razones para ser más bien

    un hombre orgulloso:

    1) V. 27. Era una persona importante en el gobierno de

        su nación: Tesorero de la reina.

    2) Seguramente por causa de su puesto, se codeaba con la realeza.

    3) Es claro que alguien así es, por supuesto, un hombre rico.

    4) Como digo, se comprendería que alguien así fuera

        orgulloso.

3. Pero este etíope demostró ser un hombre humilde.

    1) Vv. 28-31.

        1. Nótese que aceptó no estar entendiendo la lectura.

        2. Además admitió que no la entendería a menos que alguien le             

            enseñare.

        3. Cuando uno observa a la gente cómo es, no puede menos

        que aceptar que este viajero era un hombre humilde.

    2) Hay más en la narración que lo muestra como un

        hombre humilde.

        1. En el v. 31 leemos que le rogó, noten la palabra: “rogó”, a Felipe             que se subiera al carro a enseñarle.

        2. Vean nuevamente la palabra en el v. 34: “Te ruego que me

            digas”. La manera de hablar de este hombre lo delata como

            un hombre lleno de humildad.

        3. Vv. 34 y 35.

            1) Cuando el etíope aprende que hay uno que le puede

                salvar, inmediatamente expresa su deseo de ser

                obediente.

            2) Pero con su humildad acostumbrada hace una

                pregunta: v. 37. “¿Qué impide que yo sea

                bautizado?”

4. La humildad del etíope le produjo maravillosos

    resultados. Mencionaré unos cuantos nada más.

    1) Pudo conocer el significado de uno de los grandes pasajes

        de la Biblia.

    2) El v. 38 dice que fue bautizado. Por lo tanto, el etíope

        recibió la salvación que Dios promete a los que

        obedecen el evangelio (Marcos 16.15-16).

    3) V. ,39. Experimentó el gozo de los que saben que han

        sido perdonados.

 

Transición: Es para mí un honor presentarles a otro grande que fue un ejemplo de humildad:)

 

II.- JUAN EL BAUTISTA

1. Aquí está uno que tenía todavía más razones que el

    etíope para ser un hombre orgulloso. Díganme ustedes si no.

    1) El primer profeta de Dios en cuatrocientos años

    2) Un hombre que no conocía el miedo, como lo

        demostró al acusar públicamente nada menos que al rey.

    3) Hijo de un sacerdote

    4) Primo de Jesús.

    5) Precursor del Salvador del mundo.

2. Pero en varias ocasiones dijo cosas que claramente mostraron

    su humildad:

    1) Mr.1.6,7 (Noten la palabra “encorvado”) Juan

        reconoció públicamente su bajeza comparado con Jesucristo.

    2) Mt. 3. 13-17, especialmente el v. 14. Seguramente era su

        humildad la que le señalaba que no era digno de bautizar

        al Mesías.

    3) Juan 3.22-30. Nótese.

        1. Juan no se sintió mal cuando le dijeron que Jesús

            bautizaba más gente que él.

        2. Reconoció que lo que él era se le había dado.

        3. En una fiesta de bodas por supuesto el esposo es más

            importante que el amigo del esposo, por muy importante

            que sea. Juan reconoció ser solo el amigo.

        4. Ser el amigo del esposo era para él más que suficiente. Su

            gozo era completo.

        5. Que el Señor cobrara importancia en el plan de

            Dios, mientras que él, Juan, la fuera pediendo, era un

            hecho que él aceptaba gustoso.

    4) Sin embargo, este hombre tan humilde recibió el elogio más

        grande que jamás se dijo de alguien. Lean Mt. 11.7-11.

 

Transición: Me sería imposible señalar como mi tercer

ejemplo de humildad a otro que no fuera el mismísimo...

 

III.- JESUCRISTO

1. ¿Podríamos encontrar en toda la historia del mundo a

    alguien que tuviera razones más grandes que Jesús para

    ser orgulloso?

    1) Hijo de Dios en un sentido único.

        1. Nosotros somos hijos de Dios por adopción, (Gá. 4.5

        2. Pero Jesucristo es el único que pudo llamar Padre a

            Dios, por derecho propio.

            1) El fue el Hijo de Dios por su encarnación

                milagrosa. Era hijo de María, más no de José.

            2) (Juan 5.17,18. Los judíos entendían que decir

                Jesús que era el Hijo de Dios equivalía a decir que

                era Dios.

    2) Dios. Nada menos que Dios.

        1. Ya lo vimos en el pasaje anterior.

        2. Valoren estos dos pasajes. Romanos 9.5. Hebreos 1.5,6.

        3. Jesucristo fue adorado varias veces cuando estuvo en la

            Tierra. Mat. 2.1,2,11; Mateo 14.31,32. Lc. 24.50- 53.

        4. Juan 20.24-29: El Señor aceptó como algo normal que

            Tomás lo reconociera como Dios.

        5. Jesús había vivido en el cielo antes de venir a este mundo.

        6. Nadie tuvo jamás razones más validas para ser

            orgulloso que Jesús de Nazaret.

2. Sin embargo, el fue el más grande ejemplo de humildad.

    1) Demostró su humildad al asociarse con los humildes

        y despreciados.

    2) Poco antes de morir dio una lección inolvidable de

        humildad. Leamos Juan 13. 1-17.

3. En realidad, todo lo relacionado con la venida de Cristo

    es una muestra única de humildad. Fil. 2.

    1) Vv.5,6. A Jesucristo no le importó aferrarse a su

        condición de igualdad con Dios.

    2) V.7, Jesucristo se despojó él solo de sus prerrogativas

        y privilegios que siendo Dios tenía.

    3) V. 8. Ya como hombre, siguió humillándose.

        1. Siendo obediente.

        2. Obedeciendo hasta la muerte

        3. Sometiéndose a la muerte más ignominiosa. La de la cruz.

 

 

Conclusión.

1. El Señor declaró en más de una ocasión queel que se

    humille será enaltecido

2. El fue el ejemplo más grande de la vedad de sus propias

    palabras. Leamos otra vez Filipenses 2., ahora los

    vv. 8 al 11. Nadie fue más enaltecido que Jesucristo.

3. A nosotros no nos queda más que el mandamiento del

    propio Jesús, quien dijo: “Aprended de mí, que soy

    manso y humilde de corazón”

4. Dios les bendiga.

 

Septiembre 20, 2005